5 tips para sentirte más confiado ante una situación importante

¿Tienes un examen pronto o una presentación importante? Es normal que los nervios y la inseguridad nos haga sentir bajo presión y hasta perder la concentración. Sin embargo, a la larga estos sentimientos pueden llevarnos al fracaso y hacer que perdamos oportunidades esenciales.

No importa si eres exitoso, o si eres muy inteligente, siempre habrá momentos en que sientes que todo es complicado y que tal vez no eres lo suficientemente bueno. El secreto no es pensar solo en ti mismo, sino encontrar formas de confiar en tus habilidades y de olvidar tus miedos a la hora de dar un examen o dar una presentación.

Recuerda que para ser un buen líder, un buen estudiante, o simplemente alguien exitoso, debes tener inteligencia emocional para enfrentar las críticas y motivación para tomar decisiones difíciles y riesgos.

¿Listo para ser mejor en situaciones importantes? Aquí hay algunos tips que te pueden ayudar:

 

1. Prepárate con suficiente tiempo: si quieres sentirte cómodo y tranquilo el día de un evento profesional significativo, es clave que te prepares con suficiente tiempo. Hay muchas formas de hacerlo, crea notas y estúdialas, preséntate frente al espejo o frente a un amigo, y mide tu tiempo, o memoriza tus palabras clave.

Si sabes que tienes un momento de alta presión en el futuro, toma algo de tu tiempo para preparar tu trabajo. Más vale estar preparado que tener que improvisar a último minuto.

 

2.Distráete: es cierto, la concentración y el trabajo duro son partes esenciales de una buena presentación. Pero no todo es siempre trabajo, recuerda tomar tiempo para ti mismo y para lo que te gusta hacer además de tu vida laboral.

Este punto es clave sobretodo cuando se acerca el momento importante, procura no practicar mucho ese día, y trata de calmar los nervios distrayendo tu mente con algo más. Si ya te has preparado, un día de distracción no hará la diferencia.

 

3. Pide ayuda: siempre es bueno tener la habilidad de pedir ayuda cuando se necesita, pero esto es más fácil dicho que hecho. Muchas veces—en especial en ambientes de trabajo—vemos la ayuda como un signo de debilidad. No debería ser así, pues no hay mejor forma de hacer un buen trabajo que con la ayuda de alguien experto en el tema.

Si se acerca tu momento importante, ya sea una presentación de mercadeo, un reporte de finanzas, o una idea para inversión, cuando sientas dudas no esperes a pedir ayuda. Tanto tus superiores como tus compañeros de trabajo te verán con admiración por querer expandir tus habilidades y por confiar en ellos. No importa si eres el jefe, también tus empleados saben cosas que tú podrías aprender.

 

4. Usa tu estilo personal: es cierto que es aconsejable seguir un formato profesional y conservador, pero también esto puede hacerte sentir más nervioso el día de tu presentación o examen. ¿Por qué no hacer de tu situación algo más personal?

No hablamos de dejar a un lado las convenciones profesionales, sino de poner algo de tu estilo personal y así sentir que estas más en control y que puedes tomar las riendas de tu momento importante.

 

5. Visualiza el éxito: puede sonar cliché, pero no lo es. Cierra los ojos cada vez que te sientas agobiado de solo pensar en el momento importante que se acerca y visualízate siendo exitoso. ¿Qué quieres ver? ¿A tu jefe dándote un mejor trabajo? ¿A tus colegas aplaudiéndote?

Pase lo que pase, tú controlas tu mente y con ella puedes lograr el éxito que tanto quieres. Practica la visualización mientras te preparas también, así cuando llegue el momento, ya tendrás una imagen perfecta de lo que puede suceder y no te sentirás presionado por las expectativas.

No dejes que tu momento sea un desastre, con estos 5 tips puedes calmar tu mente y sentirte más confiado en tus habilidades.

Compartir: