10 trucos para potenciar tus habilidades de liderazgo

Los líderes son esas personas que toman responsabilidades por lo que su equipo de trabajo hace, aprovechan ese don que tienen para contagiar a los demás, liderar nada tiene que ver con mandar y mucho con inspirar, hacer que nos respeten y nos sigan, que esperen de nosotros las soluciones y la guía, lograr que nos sigan y crean en nosotros y, según Gananci, para lograr esto, es importante saber cómo influir en las personas.

Convertirse en ese líder no es tarea fácil, es un reto que nos enfrenta a nuestras propias capacidades y en el que debemos decidir quiénes somos frente a una meta específica.

Hoy te queremos enseñar algunos consejos de como volverte un líder si bien es cierto que hay personas que parece que nacen para ser líderes, no quiere decir que no puedas aprender a serlo:

 

1.Un buen líder es un buen ser humano

Antes que nada hay que empezar por ser una buena persona, los buenos líderes demuestran cualidades de tolerancia, responsabilidad, entrega y compromiso. Sus actos responden acorde con estos principios.

 

2. Saben identificar las habilidades de sus empleados

Conocer sus nombres, sus historias, hacerles saber que te importan y saber cuándo explotar esas habilidades para potenciar su desarrollo profesional y personal, obteniendo colaboradores más capacitados y a gusto en su lugar de trabajo.

 

3. Se vuelven indispensables

Entre más difícil seas de reemplazar más fácil será negociar un aumento, tener nuevas aventuras empresariales y ganar el respeto de tus subordinados, jefes y clientes.

 

4. No les da miedo asumir una responsabilidad grande

Todos comenten errores, se tambalean y caen. Los líderes indispensables aprenden de ellos mismos, se organizan y vuelven a comenzar con velocidad, convicción y confianza.

 

5. Son auténticos

Las personas que fingen se algo que no son, o que intentan esconder su verdadera personalidad bajo su rol de jefes, resultan falsos y no inspiran confianza. Encontrar un propio estilo de liderazgo y ser consecuentes con la forma de pensar es la mejor opción para conseguir el respeto de los empleados, y lo más importante, son  capaces de convertir los problemas en oportunidades de cambio.

 

6. Probablemente empezó desde abajo.

No tiene por qué ser necesariamente de esta forma, pero muchas veces suele ocurrir que cuando un líder comienza desde lo más bajo de la empresa, cuando alcanza un puesto de importancia es mucho más empático y razonable que otro que empezase directamente desde lo más alto.

 

7. La creatividad

Es importante ser creativo, pero hay que manejar esta cualidad con cuidado. Es peligroso ser muy creativo si ello te lleva a perder el enfoque sobre lo que quieres conseguir.

 

8. Ser aprendiz

Se debe estar abierto siempre a aprender y desarrollarse. Muchos líderes creen que deben fingir que lo saben todo para no perder prestigio. Precisamente ésta es una parte esencial del modelo que predican, la apertura a nuevos sistemas, la innovación y la creatividad son la base para el desarrollo de cualquier organización actual y los líderes son los primeros que deberán apuntarse a “aprender” continuadamente.

 

9. Ser consciente

Ser consciente de la realidad presente para dirigirse hacia el ideal se ha de tener muy claro dónde se está situado en el presente. Reconocer los puntos débiles de un proceso, las dificultades y los medios de que se dispone, han de servir para producir un desarrollo activo. La tensión que se genera y que redefiniremos como la energía que nos impulsa fuera de la zona de confort hacia una zona desconocida para lograr hacer realidad la visión, se llama Tensión creativa. En ningún caso es provechoso considerar esta tensión como un motivo para rebajar los objetivos, pues esto llevaría a una regresión en lugar de un progreso.

 

10. Trabajar más que los demás

Es curioso este punto porque muchas personas visualizan al líder como una persona que trabaja poco mientras que su equipo se desloma. La realidad es que debe ser todo lo contrario. El líder debe ser siempre el que más trabaja y el que más ayuda a los demás cuando están desbordados.

Averiguar cómo ser un buen líder no es sencillo, pero con toda la información que ahora conoces estás más cerca de conseguir tu objetivo.

Compartir: