¿Cómo mejorar tus notas si vas cuesta abajo?

Incluso los estudiantes más brillantes pueden tener malos momentos durante sus estudios, a menudo no es ni su propia culpa. Cuando los estudiantes se encuentran en esta situación, es porque se sienten atrapados y no están seguros de lo que deben hacer para mejorar.

Si esto te parece familiar, el primer paso es trabajar en los motivos de por qué estás bajando tus notas, y el segundo es trabajar en cómo atacar el problema. Si no estás seguro de cómo lidiar con esto, el siguiente artículo te ayudará a crear un plan de mejora que te ayudará a conseguir las notas que tanto deseas. Según Gananci, estas son algunas frases para olvidarte de todos tus problemas.

 

Adopta una actitud mental positiva

Es humano sentirse decepcionado de uno mismo. Cuando frecuentemente estás obteniendo notas más bajas de las que esperabas, es posible que comiences a sentirte deprimido o derrotado.

Por lo tanto, lo primero que debes hacer para mejorar tus notas es eliminar esa actitud negativa de tu cabeza. Necesitas sentirte positivo si aún tienes oportunidad de mejorar. Reconoce que tus notas no son las deseadas, pero cree fuertemente que puedes hacer algo al respecto.

Comienza por tomar control mental de la situación. En vez de pensar que eres un fracasado, piensa que tienes todas las capacidades para hacerlo mejor. No te rindas, actúa con optimismo.

 

Identifica dónde estás fallando

Es necesario que trabajes en las áreas que necesitan más atención antes de comenzar a crear un plan de acción. Por lo tanto, el siguiente paso es identificar cuáles son las áreas en las que estás fallando y por qué.

¿Tus notas suelen ser más bajas de las que te gustaría obtener en cada una de tus materias? ¿Existe un área en particular con la que estás teniendo problemas y es la causa principal de que tu promedio esté bajando?

Observa las notas de los últimos meses y busca algunos patrones. ¿Has notado alguna disminución general en tu rendimiento académico? O, ¿las notas de algunas materias siempre han sido más bajas de lo que siempre esperas?

El hecho de ver tus notas escritas sobre papel te ayudará a ver mejor todo el panorama.

 

Comienza a organizar tu vida

El desorden de cualquier tipo impide nuestra habilidad de actuar eficientemente, por lo que otra manera de mejorar tu rendimiento académico es mantenerte organizado. Mantén tu espacio de trabajo ordenado de manera que sepas perfectamente dónde está todo.

Comienza a pensar más en cómo gestionas el tiempo también, ya que esto te permitirá priorizarlo mejor con el fin de enfocarte en las materias que te dan problemas.

Crea un horario que incluya tu horario escolar, divide los días en espacios de tiempo y toma muchos de ellos para estudiar. Asigna tiempo extra a las materias o temas con los que tengas más problemas, pues es posible que el motivo de tu bajo rendimiento es que no le estás dedicando el tiempo necesario.

 

Encuentra el mejor estilo de estudio

Una de las otras razones de tu bajo rendimiento académico puede deberse a que no has encontrado el estilo correcto de aprendizaje. Recuerda que todos somos diferentes y que cada uno tiene su propia manera de estudiar para obtener los mejores resultados.

Por ejemplo, si has estado buscando tu estilo, es posible que estudiar con algún amigo o con un poco de música te motive mejor a lograrlo.

 

Deja de procrastinar

Otra de las razones de tu bajo rendimiento puede ser que postergas las cosas importantes por distraerte con cosas que no son relevantes, como las redes sociales. La verdad es que esta es una respuesta normal a la carga de trabajo, pues tienes tanto que hacer que ni sabes por dónde empezar.

El problema es que al hacer esto, estás retrasando lo inevitable pues quieras o no debes hacerlo. Ten en cuenta que si dejas las cosas para “más tarde” corres el riesgo de no cumplir con alguna fecha de entrega o de no hacerlo de manera óptima.

A veces, el hecho de sentir que fracasamos nos pone tan mal que no podemos ver las posibles soluciones. Las cosas no siempre ocurren como esperamos, pero si mantenemos una actitud positiva, es mucho más fácil transformar lo malo en algo bueno.

No te desanimes porque no estás obteniendo las notas que deseas, en vez de sentirte mal, enfoca toda esa energía en lograr lo impensable. ¡Ánimo!

Compartir:

Deja un comentario