¿Te cuestan las matemáticas? Algunos trucos para entenderlas mejor

Todos tenemos algunos puntos débiles a la hora de estudiar. Si por ejemplo, no eres bueno para memorizar, tal vez te puedan servir estas estrategias de Gananci. Pero si tus problemas son las matemáticas, entonces sabes que no se trata de memorizar algo, sino de entenderlo y aplicar lo que aprendiste.

No es sencillo. Las matemáticas no son una materia para todo el mundo, en especial si tienes un mal profesor y no comprendes mucho el tema. ¿Qué opinarías si de pronto se te hace todo más fácil? Pues es verdad, tu materia más temida se podría convertir en solo un tema más que estudiar si aplicas algunos cambios a tu técnica de estudio.

Es hora de dejar de temerle a lo que no comprendes, utiliza estos trucos para entender las matemáticas mejor:

  1. Práctica, práctica, y más práctica: aunque suene muy trillado, la práctica es esencial en tu comprensión de las matemáticas. No basta con entender un tema y dejarlo para después, es clave que al instante que empieces a entender los ejercicios, continúes practicándolos inmediatamente. Recuerda también alocar algo de tiempo para practicar lo que aún no está claro o lo que te da más trabajo.

 

  1. Paz y calma para estudiar: muchas personas pueden concentrarse sin problema, pero algunas necesitan un ambiente en calma. En todo caso, cuando se trata de las matemáticas, el mejor lugar para estudiar es uno donde no haya distracciones, donde puedas pensar tranquilamente, y que te permita comprender todo lo que estás haciendo.

 

  1. Las fichas didácticas son clave: en ocasiones las personas suelen evitar memorizar términos cuando se trata de matemáticas, esto esta bien, pero en realidad hay algunas cosas que te servirán mucho para ahorrar tiempo y recordarte de conceptos especiales. Crea algunas fichas con formulas importantes, conceptos que necesites recordar, tal vez alguna palabra o número que te recuerde de un problema difícil. Si estudias varias veces estas fichas, muy pronto asociarás las palabras y formulas rápidamente, y no estarás tan nervioso cuando sea la hora de presentar un examen.

 

  1. Visualiza tus problemas: aunque no seas muy visual, las matemáticas son sin lugar a duda algo visual. En lugar de leer solo tu libro o tus anotaciones, utiliza un tablero blanco grande en donde puedas practicar las ecuaciones, o escribir lo que te causa más trabajo. Recuerda que cuando puedes borrar y volver a escribir haces el esfuerzo mental de aprender realmente en lo que estás trabajando.

 

  1. Estudia en grupo: así no seas la persona más sociable, estudiar en grupo cuando se trata de matemáticas es una excelente forma de resolver dudas y aprender nuevos conceptos. Tal vez otros compañeros comprendan algo que tú no y te lo puedan explicar, de la misma forma, tú puedes explicarle a alguien que necesite ayuda. Recuerda que mantener el orden es importante, pero también algo de interacción le puede quitar el estrés a la situación y te puede ayudar a relajarte.

 

  1. Las bases son fundamentales: en las matemáticas todo está unido a aquellos conceptos básicos que aprendiste en la primaria. Si no entiendes un concepto especifico, entonces te puede ayudar repasar algunos de los conceptos básicos. Nunca olvides que en el mundo matemático, lo básico siempre será lo primero.

 

No te des por vencido, utiliza estos consejos para esos momentos cuando solo quieres rendirte, y toma en cuenta los trucos que acabas de leer. A pesar de que no parezca en el momento, tú si tienes la capacidad de ser bueno en las matemáticas y poco a poco lo vas a demostrar al resto del mundo y a ti mismo.

Compartir:

Deja un comentario