Cómo rendir mejor al estudiar

Una de nuestras grandes preocupaciones y más estresantes tareas al ser estudiantes de cualquier carrera o nivel educativo es el estudiar. Al entrar a clases es sencillo entender ciertas cosas y luego al salir de ella para ponernos a estudiar es como si se nos borrara todo el conocimiento ¡todo se nos complica más!

Como aparece en Gananci, ¡es momento de dejar la pereza y tomar acción! Porque este problema no tiene nada que ver con tu inteligencia sino con la manera en que estudias. Es necesario que encuentres la técnica que más se adapte a ti y empezar a sacar las máximas notas en cada prueba.

¿Alguna vez has oído que existen personas auditivas y otras visuales y otras kinestésicas? Bueno, cada quien aprende de manera distinta y solo es necesario descubrir cuál eres tú. También, hay pequeños consejos que puedes seguir independientemente de qué tipo de persona seas pues igual te ayudarán. ¡Aquí podrás encontrarlos!

¿Cuál es la diferencia entre esos tipos de personas?

Lo que hace diferente a las personas es la forma en la que internalizan el conocimiento. Por esa razón, hay que enfocarnos en estar en la zona de confort y encontrar la forma de estudio más adecuada.

  • Auditiva: Estas personas se caracterizan por entender mejor cuando oyen lo que deben aprender o cuando usan recursos auditivos al aprender. Es necesario que las personas auditivas en clases se enfoquen más en escuchar las explicaciones antes de esperar que se copien en la pizarra, pues así recordarán más lo dado en clase.

Algunos tips de estudio para las personas auditivas son: el leer en voz alta, explicarle a alguien más lo que sabes, pedirle a alguien que lea la lección para oírla u oír música instrumental o clásica mientras estudias para lograr la asociación.

  • Visuales: Las personas visuales se sienten más cómodas aprendiendo mientras ven y no mientras escuchan. En una clase, es el tipo de persona que no necesariamente escucha explicaciones sino que prefiere ver todo escrito, dibujado, esquematizado; etc. ¡Estas personas para ser efectivas deben anotar todo lo que deseen memorizar para después visualizarlo!

Tips para estudiar pueden ser el de hacer anotaciones de las lecciones, hacer asociaciones con colores o dibujos; etc.

  • Kinestésicos: Las personas kinestésicas son algo especiales en cierto sentido… pueden estudiar de forma visual o de forma auditiva, siempre y cuando se encuentren en movimiento. Este tipo de personas acceden al aprendizaje si se encuentran moviéndose o moviendo cierta parte de su cuerpo.

La mejor manera para estudiar es moviéndose de lado a lado para poder recordar mejor y si estás en un salón de clases y no puedes caminar, entonces intenta mover tus manos o pies mientras escuchas y copias las cosas importantes.

¡Trucos sencillos para aumentar el rendimiento al estudiar!

Si ya descubriste qué tipo de estudiante eres todo se hará más sencillo y estos trucos solo añadirán más poder a tu capacidad de retención de conocimiento; ya seas auditivo, kinestésico o visual podrás usar estos trucos cuando desees mejorar tu hábito de estudio.

  1. Estudia lo más importante antes de dormir: Esto puede sonar algo raro considerando que cuando estamos cansados nos cuesta concentrarnos en las cosas; sin embargo, esta técnica es ampliamente usada por muchos estudiantes.

Mientras dormimos el cerebro procesa todo lo que hicimos en el día, estudiar antes de dormir es una manera efectiva para ayudar al cerebro a retener la información y procesarla con más facilidad mientras descansamos.

  1. Entiende lo que estudias: Es necesario hallar la manera exacta para entender o intentar entender lo que se está estudiando. Aunque hay quienes son buenos memorizando palabra por palabra, esto no significa que estás realmente adquiriendo conocimiento (incluso si logras pasar el examen).

Explícale lo que sabes a alguien más, da tu propia clase, haz conexiones y asociaciones… la mejor manera de estudiar es intentando entender lo estudiado.

  1. Estudiar = placer: Date una recompensa antes o después de tu sesión de estudio pues es posible programar al cerebro a vincular el estudio con el placer o la felicidad…. Un poco de chocolate o una galleta puede ser una buena forma de disfrutar el estudio. ¡Haz de tus obligaciones un momento dulce para ti!

Aquí podrás leer un artículo sobre la última clave del éxito al estudiar: la confianza. ¡Confía en ti, aplica estos consejos en tu vida y olvídate de reprobar esa difícil materia!

Compartir: