La ULPGC se rie de la ciencia!!!

Según se afirma en la web, al finalizar el curso propuesto el alumno debe:

1. Conocer los principios de la práctica actual de la homeopatía.

Es decir saber como se diluye azúcar en agua. Algo de Química. No está mal.

2. Conocer el medicamento homeopático, su proceso de fabricación y sus aspectos legales.

Repitan conmigo: “Las grandes multinacionales de homeopatía son buenas. Las empresar farmacéuticas son malas”.

4. Familiarizarse con la materia médica, con sus medicamentos principales.

¿¡Dónde está el punto tercero!? ¡Seguro que tiene un significado homeopático que no entendemos los profanos!

5. Conocer las posibilidades y los límites de la terapéutica homeopática en patologías agudas. 6. Introducirse en las posibilidades y los límites de la terapéutica homeopática en patologías crónicas.

En ambos casos las posibilidades son: un subidón de azúcar o en el caso de abandonar la medicina real la muerte. En cuanto a los límites: las fantasías pseudocientíficas nunca los tiene.

7. Elaborar correctamente una historia clínica homeopática.

Las historias clínicas homeopáticas o como escribir historias de fantasía.

8. Manejar con cierta fluidez la materia médica y las fuentes de información en homeopatía. 9. Posibilidad de actualizar de manera autónoma los conocimientos en homeopatía.

Me parece vergonzoso que una institución de este tipo de cabida a cualquier tipo de speudociencia.

Compartir:

5 comentarios sobre “La ULPGC se rie de la ciencia!!!

  • el 11 diciembre, 2012 a las 21:38
    Permalink

    mmm… no se como se creen eso …

  • el 11 diciembre, 2012 a las 21:27
    Permalink

    Vergonzoso y sin comentarios.

  • el 11 diciembre, 2012 a las 19:13
    Permalink

    De Wikipedia:

    No sé cómo alguien puede creer en estas chorradas!!!

    La homeopatía afirma que cuanto más diluido en agua esté un ingrediente activo más potente se hace; proceso al que llaman «dinamización». Los remedios homeopáticos se preparan diluyendo progresivamente una sustancia y sacudiendo repetidas veces la disolución. Tras las sucesivas diluciones solo quedan presentes cantidades extremadamente bajas de principio activo, e incluso el número de diluciones puede alcanzar tal grado que no quede ni una molécula de la sustancia original;3 por lo que en la actualidad los homeópatas han recurrido a la supuesta premisa de la «memoria del agua» para explicar los supuestos efectos de estas terapias, pero sin ninguna base experimental ni científica.4 A pesar de que la ciencia descarta la viabilidad de estas terapias,5 gozan de una amplia popularidad, llegando a ser financiadas o cubiertas por algunos sistemas de sanidad pública o seguridad social,6 así como por universidades como la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía7 del Instituto Politécnico Nacional, México.

  • el 11 diciembre, 2012 a las 19:00
    Permalink

    Qué mal que la que debería ser una institución seria se dedique a esto…

  • el 11 diciembre, 2012 a las 12:56
    Permalink

    Steve Jobs fue uno de los que cayó en manos de la homeopatía…….no digo más. Gracias Juan por condenar este tipo de charlatanerías

Comentarios cerrados.