Informe CCARS Radiofrecuencias y Salud 2016

David Ortega tuvo la amabilidad de enviarme el Informe CCARS Radiofrecuencias y Salud 2016 publicado por el Comité Científico asesor en radiofrecuencias y salud

El documento es extenso, pero en las Conclusiones (página 196) aparecen algunos comentarios interesantes que el propio David destaca en el correo que me envió:

  • Los niveles de exposición del público a las nuevas redes y terminales basados en la LTE medidos por varias Agencias Internacionales confirman que están muy por debajo de los límites considerados como seguros.
  • Los niveles de exposición a las RF derivados de las redes Wi-Fi, bajo condiciones realistas de funcionamiento, representan una fracción de los límites fijados por los Comités Científicos (como la ICNIRP) o los Organismos de Normalización (como la FCC y el IEEE).
  • El uso del teléfono móvil es seguro en el ámbito hospitalario siempre que se mantenga una distancia de seguridad de menos de 1 metro entre los dispositivos-aparatos médicos que se están utilizando para tratar o vigilar a un paciente hospitalizado.
  • Las antenas de telefonía móvil no producen interferencia electromagnética en los marcapasos cardíacos.
  • Los resultados de los estudios epidemiológicos en el periodo estudiado (2013-2016) confirman que no se observa un aumento en el riesgo de tumores cerebrales en usuarios de teléfonos móviles.
  • En relación con el informe anterior del CCARS, publicado en el año 2013, no se observa un aumento del riesgo de tumores cerebrales en personas expuestas a las RF emitidas por las antenas de telefonía móvil, radio y televisión.
  • La evolución de las tasas de incidencia de tumores cerebrales en los países desarrollados no respalda la relación entre uso del teléfono móvil y un mayor riesgo de padecer estos tumores.
  • Los estudios clínicos controlados confirman que no hay una relación causal entre la exposición a las diversas fuentes de Radiofrecuencia y los síntomas de Hipersensibilidad Electromagnética
  • Las personas que declaran padecer Hipersensibilidad Electromagnética no distinguen, en condiciones experimentales, si están expuestas o no a CEM.
  • Las nuevas evidencias publicadas CONFIRMAN que no hay efectos adversos para la salud derivados de la exposición a las Radiofrecuencias emitidas por las antenas de telefonía móvil, transmisión de Radio y Televisión y sistemas inalámbricos (Wi-Fi) utilizados en el trabajo, la escuela o el hogar.

Compartir:

Deja un comentario