Un estudio señala que 1 de cada 3 alumnos está utilizando sus dispositivos para completar la tarea y aprender mejor.

                       

Vía The Innovative Educator

Un estudio realizado por TRU apoya la idea de que los estudiantes utilizan teléfonos móviles para aprender, y también que las escuelas no están reconociendo y apoyándolo plenamente, aún.  

Esta investigación apoya la labor de los educadores innovadores que están guiando su uso en el aprendizaje en la escuela.  

En lugar de prohibir, el estudio pone de relieve el hecho de que debemos aprovechar su uso y el que le dan los alumnos para aprender.

 

 

La investigación apoya el hecho de que la tecnología móvil puede inspirar y comprometer a los estudiantes al permitirles llevar su aprendizaje apoyándose en la elección y el uso de los dispositivos que conocen, aman, y prefieren.

El estudio revela que tanto si se pueden usar sus dispositivos en la escuela como si no, los estudiantes avanzan en su utilización para aprender, incluso si su escuela se está quedando atrás en el uso de estos dispositivos.

El estudio es el primero en su tipo, y examina cómo los estudiantes de escuela media están utilizando dispositivos móviles. Revela que estas herramientas están ayudando a los niños a aprender matemáticas y ciencia mejor, ya que aumentan la confianza y la motivación, a pesar de que la mayoría de las escuelas (88%) prohíben estrictamente su uso para el aprendizaje.

A pesar de que algunos padres y maestros tienen la percepción que los teléfonos celulares son una distracción para los niños, este estudio demuestra que los niños merecen más crédito: 1 de cada 3 están utilizando sus dispositivos para completar la tarea y aprender mejor.

Éstos son algunos de los hallazgos más interesantes del estudio:

 

  • “Un número inesperado de los estudiantes de secundaria (de todas las etnias y economías) dicen que están utilizando dispositivos móviles como smartphones y tablets que hacer los deberes.
    • Más de uno de cada tres estudiantes de secundaria reportan que están usando los teléfonos inteligentes (39%) y las tabletas (31%) para hacer la tarea.
    • Más de 1 de cada 4 estudiantes (26%) utilizan teléfonos inteligentes para hacer los deberes, semanales o más.
    • Los Hispanos y afro-americanos estudiantes de secundaria están usando los teléfonos inteligentes para hacer la tarea más que los estudiantes de raza blanca. Casi la mitad de todos los estudiantes de secundaria hispanos (49%) señalaron que usan los teléfonos inteligentes para hacer la tarea. El uso de Smartphones para hacer la tarea también está por encima del nivel de ingresos, con casi uno de cada tres (29%) de los estudiantes de las familias de ingresos más bajos hacen uso del smartphone para hacer sus tareas escolares. 
  • A pesar del alto número de estudiantes de secundaria que utilizan ordenadores portátiles, teléfonos inteligentes y tabletas para la tarea, muy pocos están usando estos dispositivos móviles en el aula, en particular tabletas y teléfonos inteligentes. Existe una gran brecha entre el uso de la tecnología móvil en el hogar y en la escuela.
  • Mientras que el 39% de los estudiantes de secundaria utilizan los teléfonos inteligentes para hacer la tarea, sólo el 6% afirma que pueden utilizar el smartphone en el aula para el trabajo escolar. También hay una brecha en el uso tableta. Aunque el 31% de los estudiantes de secundaria dicen que usan la tableta para la tarea, sólo el 18% hace uso en el aula.
  • A un 66% de los estudiantes no se les permite usar una tableta con fines de educativos en el aula, y al 88% no se les permite un uso del teléfono en su aprendizaje.
  • Los estudiantes señalan que el uso de dispositivos móviles como tablets les hace querer aprender más.
  • Una oportunidad significativa parece existir para las escuelas intermedias para que los estudiantes se involucren más profundamente, aumentando el uso de dispositivos móviles en el aula.
    • El acceso a los dispositivos móviles en el país       es alto en este grupo, y los estudiantes ya están recurriendo a estos       dispositivos para completar las tareas. Por lo tanto, es muy natural y       muy beneficioso para los estudiantes de extender este uso de dispositivos       móviles en el aula.
    • La formación del profesorado y la formación sobre       la integración efectiva de las tecnologías móviles en la enseñanza puede       proporcionar beneficios significativos para todos. El uso de dispositivos       móviles en la clase parece tener el potencial de mantener, si no aumentar       el interés de los estudiantes por aprender y progresar en la escuela       secundaria.

 


Es hora de difundir y garantizar a los educadores conocer la riqueza de formas de seguras de utilizar ética y eficazmente el poder de la tecnología móvil con los estudiantes para en el aula.

Para obtener ideas y apoyo en el uso de teléfonos móviles en el aprendizaje ver

el uso de teléfonos móviles para mejorar el aprendizaje .

Compartir: