#top17fc @manueljesusF

La metodología flipped es ideal para la educación que se necesita en pleno siglo XXI

 

Preséntate, por favor

Me llamo Manuel Jesús Fernández Naranjo y soy docente de ciencias sociales desde hace 29 años. Me encanta mi trabajo y estoy muy interesado en la formación del profesorado, en la integración del aprendizaje informal en el formal y en la innovación educativa porque considero que a la Escuela se le debe dar la vuelta como un calcetín

 

 

 

Pincha en la imagen y accederás al interesante artículo de Manuel “Ajustando piezas” en The Flipped Classroom

 

¿Cómo llegaste al enfoque flipped? ¿Qué aspectos positivos encuentras en él? Y, si los hay, ¿cuáles negativos?

Como todo docente preocupado por el aprendizaje de su alumnado fui comprobando que lo que me sirvió, con buenos resultados y satisfacción del alumnado, ya no me servía. Debía buscar otras actividades, otra forma de plantear las clases. Todo eso fue coincidiendo con la aparición de las competencias en el aula y con el auge de las TIC y de la Escuela y la Web 2.0. Allá por 2008, aproximadamente. A partir de ahí, trabajo por tareas, evaluación formativa o el trabajo cooperativo se hicieron más frecuentes en mis aulas.

 

 

Pero, quedaba 2º de bachillerato, donde también me fui dando cuenta de la necesidad de cambios. Y en esto estaba cuando en 2012 escucho hablar de flipped classroom y compruebo que es algo muy parecido a lo que estaba intentando en ese nivel, profundizo un poco a través de las redes y gracias al encuentro celebrado en Algeciras en abril de 2013, el EABE (Encuentro Andaluz de Blogueros Educativos) donde confirmamos que era una opción válida y creamos la comunidad de Google+, flippedEABE que coordino desde entonces,  me decido a cambiar toda la materia y empiezo a utilizar el enfoque flipped.

 

 

 

Pincha en la imagen y podrás leer una estupenda propuesta de programación de aula de Manuel Jesús.

 

La experiencia, la formación y la evolución desde entonces me han hecho ver que la metodología flipped es ideal para la educación que se necesita en pleno siglo XXI y tiene una serie de implicaciones que la hace necesaria en todas las áreas: personalizar el aprendizaje, cambiar el rol de docentes y alumnos, darle protagonismo al alumnado, hacerlo más competente, más autónomo, más crítico, facilitar la evaluación formativa, aprovechar mejor el tiempo de clase para aumentar el aprendizaje del alumnado y atender mejor a su diversidad, creo que son razones suficientes para poder decir que el flipped learning debe ser la base del cambio en la educación y la escuela. Además, permite una relación más directa y cercana en el aula que provoca un mejor conocimiento del alumnado y de sus posibilidades para ir reajustando el trabajo.

 

 

En cuanto a inconvenientes, yo, sinceramente, no los veo. Primero, porque las ventajas son tan enormes que cualquier inconveniente se hace ridículo. Y, segundo, porque todos los que he escuchado o leído se deben más a desconocimiento y miedo al cambio que a motivos realmente razonables.

A nivel general, ¿cómo ha influido la presencia de internet en la enseñanza? ¿Crees que su uso puede conllevar aspectos negativos?

Internet ha cambiado el mundo y, por lo tanto, ha influido lógicamente en la enseñanza. El problema estriba en que la influencia de Internet en la escuela es muy tangencial y muy superficial y no ha sido capaz, como en otros ámbitos como cultura, comunicación o ciencia, de romper la dinámica del aprendizaje tradicional. Sí, hay aparatos (anticuados, en general), hay conexión (mala, en general) y hay presencia de Internet en la enseñanza, pero no se enseña en y con la red, sino que sigue siendo un recurso secundario, si es que se utiliza.

Si a ese uso e influencia tangencial y superficial de Internet en la enseñanza, le añadimos el desconocimiento de alumnos, familias y docentes, la infoxicación y el desarrollo del mal uso de las redes sociales, entenderemos por qué Internet, para muchos, es un riesgo y una amenaza más que un instrumento básico para el aprendizaje actual y futuro. Y como se suele decir, “a montar en bicicleta aprendemos montando en ella”. Es decir, sólo manejando la red como elemento de aprendizaje podremos aprender a darle un buen uso y a sacarle el máximo provecho en la escuela.

¡No te pierdas el vídeo, sobre todo la parte final! Te partes de la risa.

En tu caso particular, ¿qué ha aportado Internet a tu labor como profesor?

En mi caso, y en el de muchos docentes, ha sido fundamental. Es, como se suele decir, el claustro virtual. El sitio donde compartes, debates, colaboras y, en definitiva, aprendes. Creo, sinceramente, que el docente actual debe ser un docente conectado y enredado, porque la red aumenta el aprendizaje, lo multiplica exponencialmente y hace posible que puedas acceder o conocer a compañeros, proyectos o ideas que de otra manera sería imposible. Internet, como en otros ámbitos, acerca el mundo al docente, le abre perspectivas y, en un mundo conectado y digital, se hace imprescindible para su formación y mejora.

 ¿Cómo se llama tu blog?¿Puedes explicarnos el objetivo del mismo y los contenidos que incluyen? ¿Qué te ha aportado?

Mi blog, durante mucho tiempo se llamó Direblog, pero el crecimiento de mi actividad en la red me llevó a crear una página web más completa, http://manueljesus.es donde están no sólo las entradas que elaboro para mi blog, sino mis sites de Google, mis colaboraciones con INED21 o en la página The Flipped Classroom, mis páginas de formación, etc.

Siempre me lo he planteado como un sitio de reflexión educativa, sobre asuntos educativos generales o de mis experiencias formativas y de aula y me ha servido para ordenar y difundir mis ideas y mis experiencias de aula, llegar a muchos docentes que coinciden o no con mis planteamientos, reflexiones y experiencias y conocer y aprender de muchos compañeros.

¿Cómo ha repercutido la aparición de las redes sociales en la enseñanza? ¿Cuáles son sus luces y sus sombras? ¿Sirven como mecanismo de interacción y diálogo con los alumnos?

Como un producto más de Internet y de la sociedad digital ya está influyendo en la enseñanza y, además, en un doble sentido. En un sentido positivo porque acerca y democratiza el conocimiento y en un sentido negativo porque lo negativo de las redes hace que ciertos sectores de colectivos educativos, como familias o docentes, sean más reacios al uso de Internet y las redes en la escuela.

Pero, como comenté antes con el símil de la bicicleta, si no aprendemos a darle un buen uso al potencial educativo que ofrecen las redes, nunca las utilizaremos bien y será muy difícil que le saquemos todo el partido que encierran: colaboración, difusión, aprendizaje, creatividad, autonomía, expresividad, etc.

Además, y teniendo en cuenta que creo que es imprescindible que acerquemos el aprendizaje formal de la escuela al informal que se desarrolla fuera de ella y que, básicamente. se produce en la red y, más en concreto, en las redes sociales, tenemos que acostumbrarnos a darle normalidad dentro de la escuela a lo que es normal fuera de ella y, por ello, debemos utilizar las redes, tanto para aprender con todo el potencial que ofrecen, como para no terminar de “matar” a la Escuela alejándola de la realidad. Por eso, debemos utilizarlas con normalidad, tanto para las actividades de aula como para la comunicación con el alumnado. A este respecto me gustaría comentar un hecho, más que una anécdota, que refleja lo lejos que estamos de esa normalidad necesaria, y es la cara que se le queda al alumnado cuando saben que tengo Twitter (y el número de seguidores), Instagram o un canal de Youtube. No se lo esperan porque no es frecuente y casi soy el único docente que tienes esos perfiles. Para pensar.

Haces uso de varias redes sociales (Twitter, Youtube,..), ¿en qué consiste tu actividad en cada una?

Básicamente, y por lo que hemos visto hasta ahora, para aprender, compartir, colaborar e intentar hacer comprender la importancia de no hacer de la escuela un güeto alejado de la realidad. Para mi. Twitter es la mejor red de formación del profesorado que existe porque aprendo y comparto muchas ideas y proyectos. Lo mismo me pasa con Facebook, pero con una connotación más social y no tanto educativa. Instagram es más para lo visual, tanto de cosas personales como de tareas y actividades de aula, y Youtube, básicamente, para difundir y usar sus recursos.

 ¿Cómo ves la educación en el futuro con las nuevas tecnologías?

 Muy claro, la Escuela, como la Ciencia, la Cultura, las Comunicaciones o el Conocimiento, no tiene futuro sin tecnología porque la tecnología permitirá personalizar y mejorar el aprendizaje ya que se podrá aprender en cualquier momento y lugar, al ritmo que cada uno pueda y llegar a cualquier lugar en cualquier momento. Pero, queda mucho. Hay brechas digitales, sociales y metodológicas difíciles de salvar y que agudizan las desventajas de los de siempre. Por eso mismo, la escuela debe usar la tecnología como un motivo de inclusión y no de exclusión, porque una cosa es saber que sin tecnología no hay futuro y otra que la tecnología pueda seguir marcando diferencias de aprendizaje y de perpetuación de las diferencias sociales.

Recomiéndanos, por favor, una de estas nuevas aplicaciones que nos facilitan nuestra labor como docentes y explícanos por qué.

 Bueno, hay muchas y muy variadas. Siguiendo la línea expuesta en la entrevista, creo que debo recomendar aplicaciones accesibles y libres como las de Google que nos sirven para todo y también me gustaría recomendar aplicaciones android para crear vídeos como VivaVídeo, WeVideo o Teleprompter Vídeo que permiten crear y compartir vídeos de manera muy fácil.

 

Compartir: