Arroyave: una luz en la medicina canaria

Carlota de la Quintana y López de Arroyave

De regreso a nuestra tierra, abrió su consulta en Las Palmas, donde fue conocida como ‘la doctora de los pobres’, porque ayudaba a quienes más lo necesitaban. En su consulta atendía los jueves y sábados, hasta altas horas de la madrugada, a pacientes sin medios a los que no cobraba, que acudían desde cualquier punto de la isla y que formaban largas colas en la calle en espera de su turno. Además, Carlota se desplazaba a zonas suburbiales, cuevas… donde otros facultativos se negaban a acudir para atender a familias humildes a las que no sólo no les cobraba sino que les dejaba escondidos sobres con dinero en las almohadas

Compartir:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.